Los gatos mejor sin collar ni cascabel

Los gatos mejor sin collar ni cascabel

COLLARES

El gato no soporta los collares, ni los gorros, ni las camisetas, ni los lazos. Si le pones un collar a un gato terminará por seguir viviendo porque no le queda otra pero habrá pasado muchas horas, días, y muchos malos momentos hasta aceptar que no se lo puede quitar sin tu ayuda. Nunca se acostumbrará del todo a él. Siempre soñará con liberar su cuello.

Un gato no necesita un collar alrededor de cuello. Le resulta altamente incomodo, le desagrada, le ata, y además, un collar es un gran peligro: Si queda enganchado a cualquier cosa por el collar su instinto le hará siempre luchar, empujará intentando liberarse,  hasta morir ahogado. Esto incluye los collares antiparasitarios. Existen, mucho más seguros y efectivos, las pastillas y pipetas especiales para gatos.

Si se valora necesario, si no hay más remedio que ponerle un collar, están son las pautas que debemos respetar:

  • El collar debe ser elástico, para que si queda enganchado en algún sitio pueda sacar la cabeza de él y escapar. Hay que comprobar el grado de elasticidad, algunos tienen una elasticidad muy baja y sólo permite meter las patas intentando quitárselo pero no sacar la cabeza.
  • Los collares con cierre de apertura a presión pueden ser una alternativa al elástico, pero hay que asegurarse que el cierre cede a una presión más bien leve.
  • No debe tener extremos o cierre afilados y/o cortantes. El gato intentará quitarse el collar en múltiples ocasiones con las manos y con las patas traseras y podría dañarse.
  • El collar se debe colocar no demasiado flojo ni demasiado apretado. Deben entrarnos dos dedos entre el collar y el cuello con facilidad. Si lo dejamos flojo la pata del gato podría quedar atrapada.
  • El gato debe «acostumbrarse» al collar antes de dejarle salir al exterior con él. Hay que ponerle el collar en casa y vigilarle, ver su reacción y darle tiempo a que se resigne.
  • No se debe poner un collar a un gato de menos de 6 meses. A esta edad son especialmente activos y también especialmente frágiles con lo que los riesgos de engancharse se multiplican. Además de que no se debería dejar salir a la calle a un gato doméstico antes de esa edad.
  • Cualquier objeto colgante que coloquemos al collar como cascabeles, o chapas identificativas, son un peligro añadido, incrementamos el riesgo de quedar enganchado. Ahora bien, una chapa con número de teléfono es una medida para por si al gato le sucediese algún accidente y alguien lo viese pueda avisarnos…. o para que no lo recojan pensando que es un gato abandonado…., nuevamente hay que valorar los pros y contras….
  • Ni los collares ni las chapas con número de teléfono, deberían sustituir la obligatoriedad y la necesidad de poner chip a los gatos con acceso al exterior.

CASCABELES

El gato es un animal que disfruta con la tranquilidad, la paz y el sosiego, por lo que el tintineo agotador y constante de un cascabel no sólo no es de su agrado sino que podría acarrearle problemas de comportamiento, e incluso, problemas neurológicos.

El oído del gato es mucho más sensible que el del humano y el hecho de tener un sonido continuo, cerca de su pabellón auditivo, provoca que el sistema nervioso esté constantemente reaccionando ante ese estímulo sonoro, lo que a la larga produce pérdida progresiva de la audición y si el cascabel es grande y muy sonoro sordera.

Se han documentado casos de gatos que, en un intento de hacer que pare el sonido, han aprendido a morder el cascabel y llevarlo en la boca.

Los gatos que salen al exterior con cascabel pierden la posibilidad de pasar desapercibidos, algo fundamental para cualquier animal en relación a su seguridad vital.

 

DNI obligatorio para perros y gatos a fin de erradicar el abandono animal en España

DNI obligatorio para perros y gatos a fin de erradicar el abandono animal en España

Se trata de una medida recogida en el anteproyecto de ley de Protección y Derechos de los animales, que también prohíbe la cría de mascotas a particulares y la obligación de realizar un curso de formación antes de adoptar.

A partir de 2022, los perros y gatos españoles deberán tener un DNI-Animal. Una medida recogida en el anteproyecto de ley de Protección y Derechos de los animales que presentó, el pasado mes de octubre, el Gobierno de Pedro Sánchez.

El objetivo de esta medida es tener una base de datos nacional de las mascotas y garantizar un modelo donde ningún animal sea abandonado a su suerte en España.

Este DNI animal, facilitará la lucha contra el abandono de las mascotas, permitirá a las autoridades que localicen a los dueños. Además, el documento será compatible con el microchip, y en él se podrá conocer la información básica del animal, como la fecha de nacimiento, el número de vacunas que tiene puestas o los dueños de las personas a su cargo.

En esta ley también está recogido que en las tiendas de animales solamente se podrán vender peces, se prohíben la cría de mascotas a particulares y establecen un máximo de cinco los animales que podrán estar en una casa, aunque no tiene carácter retroactivo, por lo que las familias que superen este número, podrán seguir viviendo con ellos.

Otra medida es la obligación de realizar un curso de formación antes de adoptar a un animal.

Los perros serán valorados individualmente por su comportamiento, independientemente de su raza», de esta forma La Ley de Protección Animal introduce como novedad la eliminación de la lista de «perros potencialmente peligrosos».

El Gobierno también ha apuntado que los animales pasarán a ser considerados como seres sintientes, lo que hace que pasen a tener los mismos derechos que las personas en casos de divorcio y el juez deberá decidir cuál de los dos miembros de la pareja es el que está más adecuado para quedarse con la custodia del animal.

info@amikoprotectora.org

Acostumbrar a un perro adulto a estar solo.

Acostumbrar a un perro adulto a estar solo.

Vía experto animal.

Dejar a nuestro perro solo en casa no debería suponer un problema si antes hemos preparado bien nuestra salida y le hemos proporcionado todo lo que necesita. No obstante, en algunos casos, puede ocurrir que el can deba adaptarse a nuevo horario, que le obligue a permanecer solo durante muchas horas, o bien que empiece a mostrar problemas de conducta relacionados con la separación, como ladridos, lloros o conductas destructivas.

Si no sabes cómo acostumbrar a un perro adulto a estar solo, en este artículo te orientaremos para que aprendas a preparar adecuadamente el hogar y sepas cómo actuar ante distintos comportamientos indeseados que puedan aparecer.

Busca el entorno adecuado para tu perro

Muchos propietarios no son conscientes de que el entorno juega un papel fundamental en el bienestar del perro, así como en la forma que gestiona la soledad. Un ambiente empobrecido o, por el contrario, un ambiente con estímulos excesivos, puede generar estrés y ansiedad en el perro, lo que favorecerá notablemente la aparición de problemas de conducta.

En un ambiente adecuado, el perro debe poder disfrutar de acceso libre a todas las habitaciones del hogar, agua fresca y limpia en todo momento, una cama o nido, así como tener a su alcance distintos tipos de juguetes. También es importante que disfrute de una temperatura estable y que esté alejado de ruidos excesivos y objetos peligrosos.

No obstante, ¿crees que eso es suficiente para pasar seis u ocho horas solo al día? Rotundamente no. A diferencia de nosotros, el perro no puede disfrutar de un buen libro, escuchar su programa de radio favorito o ver una película. Los perros necesitan oler, mordisquear y escuchar.

Existen distintas herramientas que podemos utilizar para entretener un perro solo en casa como son los juegos de olfato, los huesos de larga duración, los juguetes expendedores de comida e incluso podemos crear un ambiente agradable con música clásica. Elegir el tipo de entretenimiento dependerá de los gustos y las necesidades del can.

Los paseos y el ejercicio físico

Además de preparar un entorno enriquecido, antes de dejar a nuestro perro solo en casa debemos asegurarnos que ha satisfecho todas sus necesidades. No hablamos únicamente de las deposiciones, un paseo de calidad en el que permitamos que nuestro perro olfatee, descubra estímulos nuevos o realice actividades físicas es imprescindible para que se canse tanto física como mentalmente.

Al llegar a casa después del paseo también puede ser interesante realizar un ejercicio de relajación que fomente el tiempo de descanso necesario y que evite además la sobreexcitación y el estrés que puede suponer tu marcha.

Acostumbrar al perro a estar solo paso a paso

Acostumbrar a un perro a estar solo en casa no siempre es sencillo y en ocasiones puede ser un proceso que nos lleve días, e incluso semanas. Dependerá del caso en concreto, de las necesidades del perro, de los posibles problemas de conducta que puedan aparecer y de nuestra disponibilidad y predisposición a la hora de trabajar.

Recuerda que la constancia y el uso del refuerzo positivo son claves para solucionar cualquier problema. A continuación te mostramos cómo enseñar a un perro a quedarse solo en casa paso a paso:

  1. Algunos perros muestran niveles elevados de estrés al comprender que sus propietarios se marchan de casa y es que, sin quererlo, realizamos ciertas rutinas que nos delatan: maquillarnos, cambiar nuestra ropa, coger las llaves, ponernos una chaqueta… Por ese motivo puede ser interesante que realicemos estas mismas acciones sin salir de casa, de esta forma, el perro no asociará negativamente estas rutinas y no se mostrará ansioso siempre que nos vayamos a marchar. Realizaremos «falsas salidas» durante todo el proceso.
  2. Empezaremos realizando salidas muy breves del hogar, de entre 2 y 5 minutos. No olvides que durante este tiempo el perro debe estar entretenido, por lo que hacer un sembrado rápido puede ser una buena idea. No olvides calcular el tiempo con un reloj e ir anotando los avances en un pequeño diario de seguimiento.
  3. Si al llegar observamos que todo está en su sitio y que el animal se muestra tranquilo y estable, le felicitaremos. Por el contrario, si muestra una actitud excesivamente eufórica o bien ha roto algún objeto le ignoraremos por completo. Recuerda que, ante una situación negativa, el castigo aumenta los niveles de estrés y empeora de forma general la evolución del trabajo.
  4. Aumenta de forma progresiva el tiempo de salida para que tu perro aprenda a gestionar su soledad. Puede ser interesante grabarlo para observar posteriormente su comportamiento cuando no estás y adaptar así el ritmo de trabajo, los juguetes o los tiempos.

Problemas de conducta que aparecen cuando el perro está solo

Durante este proceso puede ocurrir que nuestro perro empiece a manifestar ciertos problemas de comportamiento, relacionados directamente con nuestra marcha. Hablamos entonces de problemas de conducta relacionados con la separación. No obstante, cabe destacar que deben manifestarse únicamente ante la ausencia del dueño y nunca en su presencia.

Los síntomas de los trastornos relacionados con la separación son:

  • Ladridos
  • Lloros
  • Aullidos
  • Destructividad
  • Orines
  • Heces

Los problemas de conducta relacionados con la separación están provocados por el estrés que padece el animal al perder a su referencia o guía, es decir, a nosotros. Aún así, también puede agravarse o estar causado por un entorno pobre o por la falta de hábitos positivos en la rutina del perro.

Ante un problema de conducta grave que no se solucione con las pautas anteriormente mencionadas, puede ser interesante acudir a un especialista, como un etólogo, educador canino o adiestrador especializado en modificación de conducta para realizar un correcto diagnóstico y recibir las pautas a aplicar según el caso.

 

20 de febrero Día Internacional del Gato

20 de febrero Día Internacional del Gato

El 20 de febrero se celebra el Día Internacional del Gato, aunque no es la única fecha del año dedicada a estos adorables animales.

De hecho, el gato es el único animal que celebra su día tres veces al año.

El Día Internacional del Gato el 20 de febrero

El origen de esta celebración se la debemos a un gato muy influyente llamado Socks (Calcetines). Era el gato del entonces presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton.

Desde 1993 este gato vivió en la Casablanca y se colaba en los actos públicos del presidente, alcanzando en aquella época gran popularidad tanto en EEUU como en el resto del mundo, ya que el gato aparecía en la sala presidencial durante los actos de prensa.

Desafortunadamente a Socks le diagnosticaron cáncer y sus dueños decidieron darle la eutanasia precisamente el 20 de febrero de 2009.

Al morir Socks, el 20 de febrero se celebra cada año el Día Internacional del Gato, con el objetivo de rendir homenaje a estos animales de compañía y promover una campaña de adopción para proporcionar un hogar a los animales callejeros.

Los gatos también celebran su día el 8 de agosto y el 29 de octubre

El 20 de febrero no es el único día en el que se le rinde homenaje a estos bellos e hipnóticos animales. También es el Día del Gato el 8 de agosto por coincidir con la época de mayor fertilidad en el hemisferio norte. En este caso fue el Fondo Internacional para el Bienestar Animal quien lo consolidó como fecha en el calendario.

Y, por si fuera poco, el 29 de octubre se celebra en EEUU el Día Nacional del Gato a propuesta de Colleen Paige, una experta en el comportamiento de los gatos, que quiso generar conciencia en la población, sobre la cantidad de gatos abandonados por las calles de las ciudades.

Sea en la fecha que sea el Día Internacional del Gato, lo cierto es que a pesar de la cierta fama de esquivos que se han labrado, es muy difícil resistirse al encanto natural de un gato, ya sea por su tranquilidad, por sus ganas de juguetear o por su envidiable independencia.

Celebra el Día Internacional del Gato

Si tienes un gato, lo mejor que puedes hacer es dedicarle un rato a tu mascota, ya sea jugando con él a lo que más le guste, darle alguna chuchería, o bien simplemente cogerlo y acariciarlo, algo que a ellos les encanta.

Si no tienes gato, y te gustaría tener uno, puedes informarte sobre las razas de gatos que hay, aunque lo mejor sería que adoptaras un gatito que necesite una familia.

Si te gustan los gatos, pero no te planteas tener uno en tu casa, también puedes disfrutar de videos de gatos que los hay de todas clases en YouTube.

En AMIKO, realizamos una ardua labor con los gatos:

  • dando salida a gatos abandonados o no deseados que necesitan casas de acogida y adopción,
  • realizando actuaciones urgentes de atención veterinaria,
  • llevando a cabo campañas de concienciación e información,
  • creando campañas de recogida de alimentos,
  • montando mercadillos y eventos para recaudar fondos con los que atender todas las necesidades de estos,
  • apoyando actuaciones en colonias para llevar a cabo estrategias CER (capturar, esterilizar y retornar), con el objetivo de controlar el tamaño de las colonias de gatos urbanos, así como minimizar los problemas asociados a la presencia de estos mediante la esterilización de los ejemplares que las integran.

En este último año hemos realizado más de 200 acciones directas para estos animalitos.

Y recuerda que un animal no es un capricho, es una responsabilidad para muchos años, “toda su vida”.

Damos de corazón la GRACIAS  a todos los que habéis colaborado de una manera u otra con nosotros durante todo este tiempo, pues es gracias a vosotros que todo esto sea posible.

Si estás interesado en ADOPTAR contacta con nosotros por mail   info@amikoprotectora.org o wasap al 640 31 90 46.

Si ya has decidido a quién adoptar, rellena este formulario: http://www.amikoprotectora.org/cuestionariopreadopcion.pdf  y mándanoslo por email o wasap.

DONACIONES:

TRANSFERENCIAS:

IBAN: ES79 2100 2489 3502 1021 4968

BIC/CODIGO SWIFT: CAIESBBXXX

BIZUM:

Codigo Identificador: 01934

NIF: G19696467

GRUPO TEAMING:

https://www.teaming.net/amikoprotectora

LEGAL

Registro de Asociaciones de Andalucía número 10944, sección 1.

NIF: G19696467

CONTACTO:

info@amikoprotectora.org

wasap: 640 31 90 46

@amikoprotectora

Razas a la carta, un negocio redondo.

Razas a la carta, un negocio redondo.

La Federación Cinológica Internacional (FCI) reconoce 337 razas de perros registradas oficialmente, distribuidas en 10 grupos:

  1. Perros de Pastoreo y Boyeros.
  2. Perros tipo Pinscher y Schnauzer.
  3. Terriers.
  4. Teckels.
  5. Perros tipos Spitz y tipo primitivo.
  6. Perros tipo Sabueso y perros de rastreo.
  7. Perros de Muestra.
  8. Perros Cobradores de caza.
  9. Perros de Compañía.
  10. Lebreles.

Y los “mestizos”, es decir, aquellos perros de ascendencia desconocida o que presentan características de dos o más razas. Para las Asociaciones  Protectoras son la inmensa mayoría de los perros que nos llegan y nuestra “raza favorita” ni registrados ni codiciados por el gran público.

Hace ya bastante tiempo que en las Protectoras nos hemos dado cuenta que hay un arquetipo de perro  fruto de la moda y tendencia urbana, a parte de los perros de raza, que son “los perros pequeños”. Perros que se adapten a nuestro estilo de vida en las ciudades, que podamos meter en un bolso o mini-trasportín y cuya apariencia física responda a un peluche o “bolita adorable”. Esto, que no es más que un reflejo de la demanda existente en el mercado y  se traduce en la proliferación de nuevas razas, fruto de la unión de otras con determinadas  características físicas que respondan al prototipo ya descrito. Recordaremos la aparición hace ya 30 años del Labradoodle (Labrador Retriever con Caniche) el resultado fue una adorable criatura de color crema con pelo hipoalergénico, pero que también había heredado y aunado las enfermedades congénitas de una y otra raza: la enfermedad de Addison típica del Caniche  y la displasia de cadera del Labrador, por ejemplo.

 Naturalmente el argumento de los criadores de que se persigue la perfección y selección de rasgos aquí se cae por su propio peso. Ya no sólo se trata de manipular genéticamente una raza en pos de la pureza y diferencias morfológicas de cada una, sino que ha llevado a la aparición de enfermedades ya ligadas a la raza determinada en cuestión, por ejemplo,  el Pastor Alemán y su displasia de cadera. Buscando una morfología a la carta, se están seleccionando rasgos que suponen al animal enfermedades y problemas por partida doble.  Están provocando enanismo y atrofia muscular en estos animales para conseguir perritos de un kilo que llevar en brazos, y todo esto sólo responde a la indecente cifra que mueve este mercado.

La aparición de razas como:

 el Peekapoo  (Caniche y Pequinés )

 el Dálmata-salchicha (Dálmata y Teckel)

 el Pomsky  (Husky Siberiano y Pomerania)

 el Corgi-Dálmata.

En definitiva, es un mercado que mueve mucho dinero.

Y a todo esto hay añadir el horror de los criaderos clandestinos, como el desmantelado hace pocos días en Meco y Arganda del Rey en Madrid por la Policía Nacional, con cientos de animales  de raza Chihuahua hacinados en pequeñas jaulas,  algunos de ellos con las cuerdas vocales seccionadas para evitar que ladrasen y alertar así al vecindario.

Cuántas veces hemos tenido noticias de particulares que  carentes de preparación ni escrúpulo alguno, se ha hecho de una pareja de animales de una determinada raza de moda, a veces incluso provenientes de robos o de criaderos igualmente ilegales, y los ha dedicado a procrear camada tras camada con el ansia de engordar la cuenta corriente o vivir a costa de estos animalitos. Recalcar que en este país,  además de una legislación insuficiente,  dispersa y nada proteccionista con los animales, hay que añadir  el escaso o nulo control sobre los criaderos, con una supervisión que brilla por su ausencia, y que se regula por un Real Decreto  1119/1975, es decir preconstitucional, completado con una ley de 28 de julio de 1980,  que deja demasiadas lagunas y coladeros para quienes priman el beneficio económico y ningún  interés en la preservación y defensa de ninguna raza. Eso sin mencionar que todavía la inmensa mayoría de la gente olvida, o quiere olvidar que la cría y venta entre particulares está prohibida.

Preguntas útiles antes de adoptar

Preguntas útiles antes de adoptar

Desde AMIKO queremos ayudaros en el proceso de tomar o no la decisión de adoptar un perro o un gato.

Como a todas las Asociaciones Protectoras de Animales, nos llegan peticiones para la adopción de perros y gatos que se encuentran bajo nuestra custodia. En un considerable porcentaje de esas peticiones detectamos, mucho desconocimiento de cómo y qué hacer en el proceso de la adopción y lo más preocupante, cómo se ha llegado a esa decisión. Por supuesto cuando constatamos que esto no es más que el fruto de un impulso, un capricho o falta absoluta de conocimiento de lo que implica la adopción de un animal, automáticamente son denegadas. Pero en ocasiones descubrimos que aunque la intención es buena, llena de nobles sentimientos y guiada por el corazón, la decisión no ha sido tomada con los criterios de realidad que se necesitan para llegar a eso que llamamos ADOPCIÓN RESPONSABLE.

Antes que nada, y partiendo de la base de que nadie nos obliga a tener un perro  o  gato, meditemos pues la situación y hagámonos todas las preguntas posibles, cuantas más mejor,  y seamos honestos en las respuestas. No nos dejemos llevar por una emoción o impulso momentáneo, porque el animal que adoptemos dependerá absolutamente y para el resto de sus días de nosotros.

  • ¿Tengo tiempo y disponibilidad para atenderlo?

¿Mi trabajo y demás ocupaciones me permiten dedicar el tiempo que requiere su atención de necesidades básicas como  alimentación, aseo y educación, socialización, juego, afecto… en definitiva su cuidado? ¿Cuánto tiempo estoy en casa? ¿Qué pasa con las vacaciones, podremos llevar a nuestro animal con nosotros?

  • Mi casa ¿está preparada para la llegada de un perro o gato?

Si es de alquiler ¿cuento con la autorización para tener animales?

¿Voy a mudarme próximamente por trabajo?

Os sorprendería saber cuántas veces se nos presenta los casos de abandonos  por esas causas.

  • Disponibilidad económica

¿Podré asumir los gastos veterinarios que implica su bienestar y salud? alimentación adecuada a su edad y estado físico,  vacunas, desparasitaciones, posibles enfermedades o accidentes…

Si presentara algún problema de comportamiento ¿podría  asumir los gastos que implica un educador canino?

Y si no podemos llevarnos a nuestro animal en vacaciones  ¿podemos pagar una guardería o residencia?

Si estas preguntas tienen una respuesta afirmativa hay que seguir con otras cuestiones.

  • ¿Toda la familia está de acuerdo con la adopción?

En muchas ocasiones, el deseo de tener un animal en casa parte de uno de los miembros y el resto de la familia no está del todo de acuerdo. Esta situación, por desgracia,  suele termina en pocos meses con el abandono del animal.

  • ¿Hay posibles alergias en algún miembro de la familia?
  • Qué animal sería más adecuado según nuestras circunstancias ¿adulto o cachorro?

En este punto siempre es posible el asesoramiento y por supuesto el consejo de la protectora en relación al conocimiento y preparación del adoptante. Es la ventaja que se tiene cuando se adopta y no se compra, siempre vamos a conocer el carácter del animal, sus posibles reacciones y constatadas respuestas a determinadas circunstancias.

Los responsables de la Protectora estamos obligados a contar todos los pros y contras si los hay del animal, y en ese mismo sentido sabremos si es el adecuado al perfil del adoptante que lo solicita.

Nunca se hacen demasiadas preguntas. Por insignificantes o absurdas que puedan parecer, todo gira alrededor del mismo fin: Adoptar con todas las consecuencias, porque sólo entonces conseguiremos  esa relación de afecto y satisfacción absoluta entre adoptante y animal.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies